La receta Cárdenas: “Pavo a la venezolana”

Si esto no es devaluación, que venga Dios y lo vea: un pavo en Alkosto que el año pasado costó 70 pesos, lo venden ¡por 160.000! A comer pollo.
Repito: el año pasado un pavo en Alkosto costó 70.000 pesos y este año son 160.000. Eso, ministro Cárdenas, se llama devaluación severa.
Es la receta Cárdenas: “Pavo a la venezolana”.
Será cómico ver los equipajes en El Dorado de los que vienen de USA y Canadá: llenos de pavos a 23 dólares.
Ya entendí la película; como no podremos comer pavo a 160.000, llega la gran oferta de megasapos importados de Cuba.
Son sapos tamaño familiar y hay que tener cuidado porque los rellenan con ingredientes indigeribles y explosivos. Causan tremenda acidez.