Columnas

Cinco mentiras

Siguen igual de ciegos que el primer día: creen que somos una mano de pendejos.

No sé a quién pretenden engañar. Yo pensaba que con el tiempo aprenderían a conocernos. Pero siguen igual de ciegos que el primer día: creen que somos una mano de pendejos. De otra forma no se entiende el comunicado sobre las mujeres de las Farc, una obra maestra al cinismo y un insulto a la inteligencia colectiva. Preocupante que con semejantes tipos del Secretariado, autores del pasquín, tenga el Gobierno que negociar la paz y nosotros, tragarnos el entuerto.

El comunicado se refiere a las notas que algunos hicimos sobre Héctor Albeidis Arboleda, apodado el ‘Médico’, acusado de practicar abortos forzados en las Farc, el Eln y el Erg. Yo hablé con varias de sus víctimas y no queda resquicio de duda de la brutalidad con que actuaban tanto él como los comandantes. En las Farc trabajó en los frentes 47, 9 y ‘Aurelio Rodríguez’.

Mentira número 1. Reza el comunicado: “Certificamos que en ninguno de ellos (frentes) ha militado o se conoce siquiera al personaje en mención. Por lo cual está claro que se trata de un montaje judicial y mediático”. Aseguran, además, que las Farc repudian sus métodos. ‘Iván Márquez’ y sus compañeros del Secretariado podrían preguntar a ‘Rubin Morro’, que está con ellos en Cuba tomando ron, cuánto le pagaban a Albeidis por cada aborto y las edades de los fetos y las mamás. El mismo ‘Rubin’ obligó a abortar a adolescentes embarazadas en contra de su voluntad.

Mentira número 2. “La violencia sexual es un delito de suma gravedad en nuestras filas… No solo se sanciona mediante el procedimiento de un consejo de guerra, sino que existe la alta probabilidad de que en este se sentencie con la pena máxima”. Sin ir más lejos, el propio ‘Rubin Morro’ violó a una guerrillera y la forzó a abortar. Que sepamos, lo premiaron con residencia de oligarca en La Habana. Como bien conoce “la guerrillerada”, al tropero lo castigan por violar, pero los comandantes tienen derecho de pernada.

Mentira número 3. “Es imposible criar hijos en la selva, y de esto se habla ampliamente con la o el aspirante a filas para que tengan completa claridad al respecto”. Las Farc reclutan con engaños a las adolescentes o se las llevan a la fuerza. Una vez adentro, les informan sobre los hijos, pero ya no pueden echarse atrás. Para infinidad de campesinas, no digamos indígenas, ser madres es un sueño irrenunciable, jamás aceptarían abortar. Si se sometieron a abortos en contra de su voluntad, fue por miedo a que las fusilaran.

Mentira número 4. “En todos los casos se sopesan muy bien los riesgos para la madre, la futura criatura y el entorno guerrillero”. Numerosos abortos los practicaron a los seis y hasta ocho meses de embarazo. Albeidis lo hacía de manera salvaje, con la complacencia de los comandantes, como denuncian exguerrilleras. Y en lugar de permitirles recuperarse bien, las castigaban con viajes de leña y cavar trincheras.

Mentira número 5. “Las mujeres revolucionarias luchan consciente y libremente por un país mejor. Todas y cada una de ellas se vinculan voluntariamente a la organización, y al hacerlo se comprometen a cumplir con todas las normas internas”. Es tan flagrante la mentira que debe doler en el alma a las guerrilleras que se desmovilizaron a riesgo de sus vidas. Si el Secretariado asegura esa infamia, ¿por qué no abren los campamentos y dejan que se vayan las que quieran? La respuesta es obvia: se quedarían tres gatos. De pronto, alguna como la holandesa desaprensiva que aprendió a matar y le quedó gustando.

SALUD HERNÁNDEZ-MORA

Más...

La tumba de Cárdenas

Mauricio Cárdenas anuló la posibilidad de ser candidato conservador a presidente.

Siguen en su burbuja palaciega, nadando en prepotencia y distanciados de la calle. Confundieron el ensordecedor clamor nacional contra la venta de Isagén con una rabieta uribista y lo despreciaron. Ahora pensarán que en un país que tritura noticias y donde el escándalo de hoy queda sepultado por el de mañana, pronto se apagará la controversia. No pueden estar más equivocados.

La gente lo ha sentido como un atraco al patrimonio nacional, como una abusiva exhibición de poder, y no lo olvidará pronto.

Mauricio Cárdenas, que ya fue cadáver cuando lo de Dragacol y tuvo la habilidad de resucitar, sufrirá su segunda y definitiva muerte política. Anuló la posibilidad de ser candidato conservador a Presidente.

El problema para Santos y su ministro de Hacienda, además de la falta de razones lógicas para deshacerse de Isagén, es que generan desconfianza. Recurren con tanta frecuencia a argumentos simples y falaces que no resultan creíbles. Esta vez ni siquiera convencieron a buena parte de los suyos.

Las explicaciones que prodigaron los principales defensores del despojo, lejos de convencer, acrecentaron las dudas y el enfado colectivo. Lo único claro es que la plata irá a una tula que manejarán el dueño de la chequera y su ministro. Aunque al principio se dijo que financiaría 25 proyectos de las 4G, no lo tienen definido.

La perla se la escuché en Blu a Juan Martín Caicedo, presidente de la Cámara Colombiana de Infraestructura. A la pregunta de que concretara las autopistas, respondió: “La Cúcuta-Pamplona”. Guardó silencio un instante y agregó: “Pamplona-Cúcuta”. Un alivio saber que los que vayan podrán volver.

Y las informaciones sobre los canadienses no ayudan al Ministro. Leí en ‘La República’: “Desde hace 14 años y bajo el liderazgo de Bruce Flatt, la columna vertebral (de Brookfield) ha sido estar listos para ‘acechar a la presa’ cuando nadie más quiere. Así logra comprar activos muy rentables a bajos precios”. En Colombia, desde luego, coronaron. Por 2.200 millones de dólares se quedaron con un bien estratégico que revenderán con altas ganancias más adelante.

Cabría preguntar a Santos y Cárdenas en qué quedaron los resultados de los viajes a China, Gran Bretaña, Alemania, entre otras naciones. Aseguraban que se morían de ganas de participar en obras e inversiones en nuestro país, y a la hora de la verdad no asomaron la nariz. Con un peso superdevaluado, que beneficia a los extranjeros que pagan un 40 por ciento menos por lo mismo, Isagén solo tuvo un interesado.

Unos europeos, expertos en privatizaciones, me dijeron el viernes: “Que en una subasta pública solo puje un operador puede dar lugar a pensar que todo estaba pactado en la sombra”. “Que compren la empresa por el precio base es signo de mala gestión y genera pérdidas al país al no haber puja. Deberían haber rediseñado la operación, atraer varias empresas y abrir de nuevo la subasta”.

Aunque lo ideal, dicen, sería que el Estado no venda a extranjeros una compañía rentable de un sector estratégico, con el fin de financiar a privados. Cárdenas no es consciente, pero está políticamente acabado.

NOTA. Gran mensaje de austeridad del Palacio de Nariño: gastaron 600 millones en cortinas de seda. Explicaron que las relaciones diplomáticas y comerciales con otros países dependen de la buena imagen de Palacio. De pronto solo los canadienses las admiraron.

SALUD HERNÁNDEZ-MORA

Más...

Fuera, Chávez

El futuro de Venezuela nos afecta a todos. Es vital para la región que impere el Estado de derecho.

Qué gustazo ver sacar de la Asamblea Nacional las fotos del coronel y demás parafernalia chavista. Si bien sabemos que el país hermano vivirá tiempos turbulentos porque los perdedores harán todas las trampas posibles, había que disfrutar el momento. Lo único que emborronó la jornada gloriosa, al margen del griterío habitual de los herederos del funesto dictadorzuelo, fue la imagen de un Adeco presidiendo el Poder Legislativo. Si el veterano Ramos Allup fuese generoso, virtud escasa en los políticos, habría dejado el puesto a otro. Fueron ellos y los copeyanos, con sus gobiernos corruptos, los responsables de que Chávez llegara a Miraflores.

Aunque su partido obtuvo más curules, su figura representa el pasado y algunas de sus intervenciones públicas, de un radicalismo exacerbado, no parecen las mejores para el escenario que se avecina. Buena parte de los votos de la MUD son de chavistas desencantados, así que es imprescindible actuar con inteligencia y no caer en provocaciones, para que no se bajen del tren. No darán el revolcón que Venezuela necesita ni echarán a Maduro y sus 40 ladrones, si no los tienen a bordo. Parece más lógica la posición de Henrique Capriles o Ramón Muchacho, que representan el cambio y piden actuar con mesura y sin precipitaciones para no perder adeptos.

Tampoco resultó adecuada la pancarta de Lilian Tintori con que exigía amnistía. Ella ha sido una figura esencial a la hora de visibilizar la injusta encarcelación de líderes opositores, pero sería preferible dejar atrás el protagonismo y los tiempos del activismo ciudadano en determinados eventos. Es innecesario recurrir a lo mismo de antes si ya la mayoría parlamentaria asumió como prioritaria la liberación de los únicos presos políticos que quedan en Suramérica.

Los integrantes de la MUD, que demostraron con creces ser capaces de anteponer los intereses de su patria a sus ambiciones personales, no pueden fallarnos en la etapa más decisiva y compleja. El futuro de Venezuela nos afecta a todos, no solo a los venezolanos, puesto que es vital para esta región que desaparezca el régimen abusivo y corrupto que impuso Chávez e impere el Estado de derecho. Pero no lo lograrán si antes de planear la salida de Maduro en solo seis meses no consolidan su unión y muestran a sus compatriotas que pueden legislar unidos, sin darse codazos en la competencia por ser el próximo candidato opositor a Presidente.

No vaya a ocurrir lo de España, donde la desmedida ambición y estrechez de miras de algunos dirigentes amenazan con precipitar la llegada al Gobierno de los seguidores españoles de Chávez. El presidente saliente, Mariano Rajoy, empecinado en mantenerse en el cargo, es un obstáculo para sellar un pacto de partidos moderados. Si ya de por sí resulta muy difícil la alianza entre conservadores y socialistas, al estilo de Alemania, la condición de que repita el conservador Rajoy la convierte en imposible. Aunque la política hace extraños compañeros de cama, para Pedro Sánchez, jefe socialista, resultaría insoportable apoyar a quien llamó corrupto en la cara hace nada. Solo si Rajoy dejara en su lugar a uno de los suyos, se abriría una posibilidad.

Sánchez, por su parte, también desea ser presidente a toda costa y esta es, quizá, su única oportunidad. Por eso intentará pactar con Podemos (marxistas-leninistas y aliados del chavismo) y una pléyade de partiditos infumables con tal de conseguir la mayoría parlamentaria.

No sé cuál es más impresentable.

SALUD HERNÁNDEZ-MORA

Más...

No más, alias Gabino

De sobra conocemos que para el Eln un secuestro es igual a unos fajos de billetes.

Qué aburrido empezar el año pensando en usted. El solo hecho de escribir su alias, como el de tantos otros de su mismo oficio, me repugna, pero no queda de otra. A fin de cuentas, la libertad y la vida de ‘Moncho’ Cabrales están en sus manos. La de él y la de su familia.

Como usted es un cobarde y tampoco la ley se lo exigirá, no creo que lo haga nunca. Pero sería bueno que se atreviera a mirar a los ojos a Marlene y le explique las razones para torturarla durante meses, para someterla a una incertidumbre que la desgarra. Dígale qué gana su organización manteniendo cautivo a su hijo si ya sabe que en esta ocasión no podrá cobrar ningún rescate.

De sobra conocemos que para el Eln un secuestro es igual a unos fajos de billetes, que lo hacen por la plata. Que mantienen una estructura delincuencial con gran poder destructivo solo para infligir más dolor y causar desgracias. Es una ecuación extraña. Reclutan niños para cuidar secuestrados y exigen dinero por los rehenes con el fin de vestir, armar y alimentarlos, y de seguir reclutando. Un círculo vicioso que carece de lógica.

Esta vez, sin embargo, se irán con las manos vacías. El Gobierno no puede dejarles ganar dinero con Cabrales. Sería humillante, y bastante tiene con ofrecer una salida política a una pandilla de criminales. Santos puso como condición para hablar con las guerrillas el que no tuvieran un solo secuestrado, y con las Farc tragó con varios. Con ustedes también el Presidente y sus delegados se han comido unos enormes sapos, incluido ese secuestro, que ya dura demasiado. Pero son conscientes de que les quedaría feo anunciar el inicio de otro circo, paralelo al de La Habana, si el cautivo continúa en su infierno y su familia tiene que pagar por liberarlo.

No es que el país esté pendiente de la suerte de Moncho, en absoluto. Lo cierto, así cueste admitirlo, es que en el fondo solo les importa a su esposa, a sus dos hijos pequeños, a sus papás y al resto de familiares y amigos íntimos.

Para ellos, consumidos por la angustia, cada minuto es un tormento. Los demás, quizá con la excepción de los habitantes de Ocaña, nos acordamos de él poco o nada, seguimos con nuestras vidas ajenos a su tragedia. Incluso alguno, como mi compañero de página, Rudolf Hommes, considera inoportuno el mero hecho de notificar este tipo de desgracias. Hace un par de domingos criticó a Caracol TV por incluir en un noticiero la breve declaración de una guerrillera que fue sometida a un aborto forzado. Según él y tantos otros iguales, es necesario manipular la realidad y ocultar a las víctimas molestas que estropean su divino cuadro.

Por tanto, ni siquiera ‘Moncho’ Cabrales les sirve como arma de presión y símbolo ante sectores sociales influyentes de que siguen fuertes. Ya tienen asegurado un proceso de paz en el que les darán lo que pidan. Dejen que regrese con los suyos y no agreguen más dolor al que han causado.

NOTA: Peñalosa y su equipo inician una cruzada que demorará más de cuatro años. Recomponer la ciudad que dejó el populista Petro se antoja misión imposible si no colaboramos todos. No se trata solo de tapar huecos, ampliar TransMilenio y construir avenidas. Corregir el desastre, además de un alcalde de mano dura y un equipo eficaz de técnicos que permanezcan en sus puestos, requiere que practiquemos civismo y sintamos a Bogotá como propia.

Salud Hernández-Mora

Más...

Malos y buenos 2015

Durante el año se destacaron Maduro, el niño de la playa, el Papa Francisco y alias Timo.

Estado Islámico. Es un monstruo masculino; para ellos, las mujeres somos basura. En este 2015 batieron récords de horrores y no parece que den por cerrada su galería de espantos. Me temo que en el 2016 repetirán lista entre los que más se destacaron, así sea por diablos. Por fortuna, Colombia les queda lejos. Con nuestros terroristas caseros, tenemos.

Maduro. Nicolás para los amigos. Una desgracia para los que soportan sus decisiones y discursos agresivos. Maestro para embarrarla y no solo no saca las patas, sino que las mete cada vez más profundo. Forma parte de la liga de los sátrapas carnavalescos. Algún día tendremos que incluir en el listado a su sastre o sastra que diseña esos saquitos patrioteros tan pintorescos. Cambia más de modelo que reina de belleza en concurso. Si en el 2015 fue una catástrofe, en el 2016 amenaza con seguir aplastando la democracia y agrandando la crisis económica.

Alias Timo y secuaces. Reyes del cinismo y la mentira, van ganando la partida. Les resulta fácil negociar con un gobierno desesperado por la firma de cualquier papel con tal de exhibirla el 23 de marzo. La foto famosa del capo di capi con guayabera blanca, junto al dictador Castro, lo hizo figurar ante el mundo como un terrorista con causa. Ganar legitimidad política cuando ni la tenían ni la merecen ha sido, quizá, su mayor hazaña y nuestra tragedia. Igual que convertirnos a los críticos en guerreristas y a él y los suyos, en pacifistas. Demostró en el 2015 que la violencia extrema paga.

Equipo femenino de lucha. No se dedican al deporte, sino a perseguir bandidos. El director de Fiscalías Seccional de Risaralda armó un equipo femenino de investigadoras del CTI y fiscales para seguir los pasos del ‘jefe de los abortos’ de las guerrillas. Obligar a cientos de adolescentes a interrumpir su embarazo, a veces de ocho meses, es una de las atrocidades que han pasado de agache. No las nombro por seguridad, pero si al fiscal Montealegre le importara la institución que preside, en lugar de malgastar miles de millones en asesores inútiles, incentivaría a sus mejores profesionales, aunque a ellas no las mueve el dinero sino el dolor de las víctimas. Que tiemblen Héctor Buitrago y el resto de mandos subversivos que participaron en el genocidio. Esas mujeres, entregadas en cuerpo y alma a su causa justa, nunca descansan.

Cúpula nacional del ICBF. Reciben palos pese a pasar el día con la manguera en la mano apagando fuegos viejos y nuevos. Difícil reformar una entidad, acechada por corruptos, que los politiqueros se tomaron. Además, a veces, lidian con leyes demenciales. Al menos Cristina Plazas y funcionarias como Ángela Calderón son sensibles y decentes. Hay fallas estructurales que necesitan tiempo y más voluntad política en la presidencia, el Senado y Congreso para que puedan cambiarlas. De lo mejorcito de este gobierno.

El niño de la playa. La foto de su cuerpecito varado en la arena cambió la historia de miles de refugiados. Aylan no murió en vano. Conmovió a la Merkel y al planeta, y la UE se vio obligada a actuar ante la catástrofe humanitaria que rebosaba sus fronteras. Por la magnitud de las cifras, se fue el 2015 sin solución para los sirios que huyen de su guerra.

Papa Francisco. Recuperó el papel de guía espiritual en el mundo y castigó sin contemplaciones la pederastia, que indigna y avergüenza a los católicos. Hasta los anticlericales lo respetan.

SALUD HERNÁNDEZ-MORA

Más...