Alá y los cobardes

Tal vez no lo hicieron por cobardía, pero quedaron como cobardes. El liberal The New York Times, nacido en el paraíso de la libertad de expresión, adujo que se abstenía de publicar las viñetas de la revista satírica francesa por tratarse de “insultos gratuitos”. Igual que otros medios, por “no herir sensibilidades”, sin considerar que hay momentos en que lo más importante es mostrar a los violentos que sus amenazas son estériles. Si fuesen caricaturas del catolicismo, no lo habrían dudado.