Sí hubo fraude

Claro que hubo fraude, señor Presidente. Lo del domingo pasado fue una vulgaridad, un atraco a la democracia, la entronización de la corrupción. Y hoy, en Barranquilla, capital de su nuevo fortín electoral, que incluye Córdoba, Atlántico y Sucre, podrá sacarse una foto con el triunfante ramillete de ‘la U’ –esa maquinaria electorera que dice llamarse partido– y otros de la Unidad Nacional.