A los nuevos santistas

No nos trasladen su odio. Si ustedes se enferman con solo pensar en Uribe, perfecto. Si además piensan que apoyar lo que en Cuba cuecen a sus espaldas justifica alcahuetear corruptos, estupendo. Voten por Santos, si eso los deja tranquilos, pero no pretendan darnos lecciones a muchos que pensamos distinto.