Otra vez por la plata

Volvieron a hacerlo. No pueden remediarlo. Les fascina la plata y lo que se interponga en su camino para conseguirla, lo eliminan. En este caso erraron el objetivo, mataron a los que no eran, pero volverán a intentarlo. Y tampoco es que dos muertos y dos mutilados les vayan a quitar el sueño.