Columnas

¡SOS: chikunguña!

No viajen a la Costa Caribe sin litros de repelente, tanto si van a playas como a ciudades. Ni a Norte de Santander o Huila; incluso ya hay casos en Anapoima (Cundinamarca). El chikunguña puede amargarles las vacaciones.
Me perdonan que les cuente mi caso, uno entre miles. Solo en Cúcuta hay reportados 12.000 y dicen que es la mitad del número real porque mucha gente no va al médico, se autorreceta.

Más...

A ‘Pablo Catatumbo’

Le refrescaré la memoria. En cuanto lea unas líneas, recordará todo con nitidez. No se aburrirá, es parte de su vida, de esa que usted considera heroica. Esta vez no juzgo. Solo ejerzo de mensajera. 1.° de julio de 1997. Uno de sus hombres, ‘Arbey’, del 6.° frente, secuestra a José Marino Ortegón. Ocurrió en la finca El Vergel, Tenerife, jurisdicción de El Cerrito (Valle del Cauca), territorio que el Estado nunca les arrebató. Aún hoy, usted sabe, es reino Farc.

Más...

Costosas rodilleras

Cuando vivía Chávez, sus caprichos de dictadorzuelo los pagaba él con el dinero de sus compatriotas. Pero ahora que su sucesor está en la ruina por su empeño en continuar la política represiva, corrupta y populista del coronel golpista, habrá que ver quién financia el pomposo engendro llamado Unasur.
Y qué función le darán para justificar ante los contribuyentes colombianos su existencia.

Más...

Ni muerto lo respetan

Si se llamaran Galán, Cepeda, Pizarro o Lara, sería distinto. Tendrían apoyos económicos, puestos, privilegios. Pero se apellidan Hernández y no son políticos. Tan solo padres de un policía que pasó secuestrado 13 de sus 35 años de vida.
El tormento del teniente coronel Elkin acabó de forma violenta el 26 de noviembre del 2011: los secuestradores lo acribillaron a balazos junto a sus tres compañeros de cautiverio cuando el Ejército intentó rescatarlos. Pero el calvario de sus papás sigue intacto. En parte, por el desprecio del Estado.

Más...

Roy se la fumó verde

Fue un espectáculo tan frívolo como lamentable. En medio de un debate, Roy Barreras y otros senadores repartieron té de coca y bromearon sobre el consumo de drogas, como si los muertos por adicción y por combatir el narcotráfico fueran una comedia. Les sugiero representar el mismo sainete en Tacueyó, a ver si se ríen con sus gracias el cuerpo docente y los padres de familia.

Más...