Entradas etiquetadas: Alias Timo

Columna

Malos y buenos 2015

Durante el año se destacaron Maduro, el niño de la playa, el Papa Francisco y alias Timo.

Estado Islámico. Es un monstruo masculino; para ellos, las mujeres somos basura. En este 2015 batieron récords de horrores y no parece que den por cerrada su galería de espantos. Me temo que en el 2016 repetirán lista entre los que más se destacaron, así sea por diablos. Por fortuna, Colombia les queda lejos. Con nuestros terroristas caseros, tenemos.

Maduro. Nicolás para los amigos. Una desgracia para los que soportan sus decisiones y discursos agresivos. Maestro para embarrarla y no solo no saca las patas, sino que las mete cada vez más profundo. Forma parte de la liga de los sátrapas carnavalescos. Algún día tendremos que incluir en el listado a su sastre o sastra que diseña esos saquitos patrioteros tan pintorescos. Cambia más de modelo que reina de belleza en concurso. Si en el 2015 fue una catástrofe, en el 2016 amenaza con seguir aplastando la democracia y agrandando la crisis económica.

Alias Timo y secuaces. Reyes del cinismo y la mentira, van ganando la partida. Les resulta fácil negociar con un gobierno desesperado por la firma de cualquier papel con tal de exhibirla el 23 de marzo. La foto famosa del capo di capi con guayabera blanca, junto al dictador Castro, lo hizo figurar ante el mundo como un terrorista con causa. Ganar legitimidad política cuando ni la tenían ni la merecen ha sido, quizá, su mayor hazaña y nuestra tragedia. Igual que convertirnos a los críticos en guerreristas y a él y los suyos, en pacifistas. Demostró en el 2015 que la violencia extrema paga.

Equipo femenino de lucha. No se dedican al deporte, sino a perseguir bandidos. El director de Fiscalías Seccional de Risaralda armó un equipo femenino de investigadoras del CTI y fiscales para seguir los pasos del ‘jefe de los abortos’ de las guerrillas. Obligar a cientos de adolescentes a interrumpir su embarazo, a veces de ocho meses, es una de las atrocidades que han pasado de agache. No las nombro por seguridad, pero si al fiscal Montealegre le importara la institución que preside, en lugar de malgastar miles de millones en asesores inútiles, incentivaría a sus mejores profesionales, aunque a ellas no las mueve el dinero sino el dolor de las víctimas. Que tiemblen Héctor Buitrago y el resto de mandos subversivos que participaron en el genocidio. Esas mujeres, entregadas en cuerpo y alma a su causa justa, nunca descansan.

Cúpula nacional del ICBF. Reciben palos pese a pasar el día con la manguera en la mano apagando fuegos viejos y nuevos. Difícil reformar una entidad, acechada por corruptos, que los politiqueros se tomaron. Además, a veces, lidian con leyes demenciales. Al menos Cristina Plazas y funcionarias como Ángela Calderón son sensibles y decentes. Hay fallas estructurales que necesitan tiempo y más voluntad política en la presidencia, el Senado y Congreso para que puedan cambiarlas. De lo mejorcito de este gobierno.

El niño de la playa. La foto de su cuerpecito varado en la arena cambió la historia de miles de refugiados. Aylan no murió en vano. Conmovió a la Merkel y al planeta, y la UE se vio obligada a actuar ante la catástrofe humanitaria que rebosaba sus fronteras. Por la magnitud de las cifras, se fue el 2015 sin solución para los sirios que huyen de su guerra.

Papa Francisco. Recuperó el papel de guía espiritual en el mundo y castigó sin contemplaciones la pederastia, que indigna y avergüenza a los católicos. Hasta los anticlericales lo respetan.

SALUD HERNÁNDEZ-MORA